Miguel Á. González

Nació en el madrileño barrio de Carabanchel un mes de mayo del año 1982. El mismo mes y el mismo año en el que Julio Cortázar y su mujer Carol Dunlop, ambos enfermos en fase terminal, se embarcaron en una vieja Volkswagen combi roja para recorrer con ella la autopista del sur, desde París hasta Marsella, escribiendo a su paso la inclasificable obra maestra Los autonautas de la cosmopista.

En la primavera de 2003, Miguel Á. González publicó su primer relato bajo el título Espérame hasta que amaine el temporal; desde entonces intenta sobrevivir ejerciendo como cuentista, cumpliendo de forma estricta con las tres acepciones que emplea el diccionario de la Real Academia Española, en su 23.ª edición, para definir dicho término:

1. Persona que acostumbra a contar enredos, chismes o embustes. 
2. Persona que suele narrar o escribir cuentos.
3. Persona que por vanidad u otro motivo semejante exagera o falsea la realidad.

Cultiva distintos géneros, tales como la prosa, el verso o la dramaturgia, habiendo cosechado más de un centenar de reconocimientos en algunos de los certámenes más prestigiosos del panorama cultural, entre los que cabe destacar el premio Ignacio Aldecoa, el UNICAJA de relato, el premio de Novela Corta de la Diputación de Cáceres, o el certamen Gabriel Aresti... Fuera del territorio nacional, ha visto su obra premiada y editada en lugares tan dispares como Puerto Rico, Venezuela, Guatemala o Perú. Logros que le han servido para agrandar su ego y disminuir sus deudas.

Ha publicado las novelas Todos los miedos (2016), editada por Siruela y ganadora de la 65ª edición del Premio Café Gijón, y Cariño (2018), publicada por Alianza Editorial y elegida como una de las diez mejores novelas del año por la Revista Forbes.

En 2021 ha visto la luz Un nublao de tiniebla y pedernal, libro que ha sido galardonado con el Premio Ciudad de Alcalá de Narrativa, y que ha publicado la Editorial Comba. 

Como dramaturgo, ha obtenido el Premio Fray Luis de León por su obra Aguantar la respiración (2017) o el Premio Max Aub por su obra Modo avión (2019). Sus textos teatrales se han representado en diferentes salas de España, Argentina, México y Estados Unidos.